Compañeros ginecólogos y obstetras de nuestro país y del extranjero, y sus acompañantes.

Señoras y señores invitados especiales.

No hay hora que no se llegue ni plazo que no se cumpla; por fin nos encontramos ahora iniciando los trabajos del 68 Congreso Mexicano de Obstetricia y Ginecología.
¿Por qué y para que nos reunimos en estos congresos los ginecólogos y obstetras de todo México y algunos países del extranjero cada año?
Primero, en búsqueda de estrategias y conocimientos para mejorar la calidad de vida de las mujeres que acuden a nosotros en búsqueda de atención médica, así como para intercambiar experiencias y conocimientos, nuevas técnicas y nuevos procedimientos.
Es importante destacar, la buena voluntad y solidaridad de distinguidos colegas de todo el mundo dispuestos a participar con nosotros compartiendo sus propias experiencias en los cursos, talleres, conferencias, simposios y foros de discusión, que se darán a lo largo de este interesante ejercicio profesional.
Para tal efecto, hemos preparado un programa académico de muy extraordinaria calidad, que pensamos será de interés para todos los participantes en este congreso, en el que han aceptado respaldarnos maestros de la ginecología con un reconocido prestigio profesional regional, nacional e internacional.
Pero independientemente del importante objetivo que representa prepararnos más y mejor para poder servir mejor, hay otros dos no menos importantes.
Vamos a convivir durante cinco días, y en ellos, seguramente nuestras relaciones interpersonales se verán favorecidas. La idea es que nos conozcamos mejor como personas, que nuestras familias convivan y que todos salgamos más amigos.
También es intención que quienes nos visitan conozcan el verdadero rostro de Sinaloa; sus paisajes, su gastronomía, la alegría de su música y la hospitalidad y sencillez de su gente.
Hemos trabajado en la organización de este evento, muy de cerca con las autoridades de Turismo y Promoción Económica para que nos ayuden a lograr este objetivo.
Estoy seguro que sus acompañantes la pasarán muy bien. Para ellos hemos diseñado un programa paralelo; así, mientras ustedes están en las sesiones académicas durante estos cinco días, sus esposas, hijos y amistades, podrán conocer más y mejor el carácter de esta tierra que loa acoge con singular alegría y especial entusiasmo.
Por unanimidad, el Comité Organizador de este Sexagésimo Octavo Congreso, con el aval de la Federación Mexicana de Colegios de Obstetricia y Ginecología, A.C., que preside el doctor Juan de Dios Maldonado Alvarado, hemos acordado un reconocimiento, al nombrar Presidente Honorario de este congreso al colega doctor Héctor Buelna Avilés, único sobreviviente de quienes firmaron el Acta Constitutiva de la Federación Mexicana de Ginecologia, y quien, además, todavía ejerce la profesión en la Ciudad de Culiacán, Sin. Al doctor Buelna Avilés, nuestra admiración y respeto.
Con estas palabras, doy la más cordial bienvenida de Sinaloa a todos quienes nos visitan, con la seguridad de que al terminar este evento saldremos mejores médicos, mejores personas y mejores amigos.
Agradezco el favor de su atención.

Dr. Juan Manuel Fonseca Sánchez

Presidente Ejecutivo del 68 CMOG mattis, pulvinar dapibus leo.